Fava | Notas del artista: .-Mi “reincidencia” artística en Vilanova (II parte)-.
16860
post-template-default,single,single-post,postid-16860,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive

17 Sep Notas del artista: .-Mi “reincidencia” artística en Vilanova (II parte)-.

Miguel A. Moreno Carretero,  – 9/12 de Septiembre – Vilanova d’Alcolea (Castellón) 

 

En el primer paseo descubrimos una secuencia de cocheras todas oxidadas y pintadas del mismo color, fue nuestro primer mural “tangraffiti “y creo que el que mejor resultado ha tenido para mí personalmente. Las pautas del cordobés,  ayudado por el fantástico equipo FAVA hicieron que aquella melodía sonase estupendamente, quizás fue la suerte del principiante o la condiciones que se dieron pero  hay que decir que el resultado de este mural creo que ha sido esclarecedor para futuros proyectos de este tipo.

Paralelamente al desarrollo del mural junto a la cooperativa una pared grande nos dio la posibilidad de realizar un Spidertag un grafismo geométrico realizado con trapillo o lana engarzado por clavos a la pared, expresión de arte urbano  que ahora mismo está muy de moda. Quizás no haya más intención que la de hacer llegar a los participantes la idea de que con elementos sencillos podemos enriquecer plásticamente paredes o lugares que a priori no tienen nigua encanto. En la charla presentación hablamos de posibilidades plásticas y como última diapositiva siempre me gusta animarlos a que experimenten, solo esto es lo que yo pretendía con mis propuestas de intervención en mural, que sin miedo a la técnica, se enfrentaran a intervenir en su propio pueblo.  Tanto nos cundió la tarde que en tres horas ya eran más de cuatro intervenciones  de grandes dimensiones los que habíamos desarrollado. Cansados nos dispusimos rumbo al bar para tomar cervezas y cenar para el día siguiente comenzar con la tarea. Era importante planificar el día siguiente para que la propuesta de proyectar una palabra nos diese el tiempo suficiente a realizar el último mural. La noche del sábado aunque cansados nos fuimos a proyectar las palabras que darían la bienvenida  por una de las entradas del pueblo. Se debatió en primer lugar entre colocar la palabra bienvenidos y otras algunas mas cursis, pero finalmente se optó por plantear una expresión un tanto irónica y que jugaba con el propio nombre del festival “FES EL FAVA” creo que viene a decir en castellano como “Hacer el loco” que a mí me parecía personalmente un tanto provocador pero la otra parte de mí me hacía ver que era esa la expresión que los organizadores habían elegido por consenso y la más afortunada. No sé si la técnica utilizada qué un fallo  del subconsciente,  salió de allí un neo trankadis a lo Gaudí o peor todavía a lo Calatrava, pero bromas aparte, la técnica era la idónea de nuevo, orquestar  a tanta gente.

Como documentación planteo realizar un stop-motion del desarrollo del mural,  que servirá de complemento idóneo a mi estancia allí. En la velocidad del rayo y contando de nuevo con la disponibilidad del Equipo FAVA el mural se realiza en muy breve tiempo. Quedando todos contentos y tomando las respectivas cervezas en zona de obra y complementando con las del bar de las sillas rojas, Ni que decir tiene que otra vez volví a comer por segunda vez consecutiva Paella, (que mejor manera de recibir a un artista gordito como yo que con tan delicioso plato y por supuesto tampoco puedo dejarme de paso el  salmorejo de Lola (la madre de Saray y de Quique), que me trasladaron por un momento a unos cientos de kilómetros mas abajo de la península.

La tarde se plantea ociosa, visitando Fanzara  el Pueblo con el MIAU Museo Inacabado de Arte Urbano y culminando con nuestra amiga, Victoria Falcó quien hizo de intermediaria entre Vilanova y El Carpio. La visita a Fanzara nos llevó a sacar a la luz conversaciones de gestión cultural que creo que pudieran aclarar dinámicas futuras para FAVA365. La intencionalidad de construir un pueblo travestido o no, la posibilidad de generar un proyecto palimséptico que siempre enriquece y la sostenibilidad de las propuestas permanentes que es algo que desde mi experiencia con Scarpia ahora puedo deslumbrar desde el éxito y desde el desencanto. Se nos hace de noche y nos trasladamos en coche a Vilanova para desmontar por última vez la exposición de fotografías de Scarpia y guardar en la carpeta rumbo a El Carpio.

El Lunes me vuelvo a despertar temprano y aunque esta vez sin paseo por el pueblo sí que voy al Ayuntamiento y desde el bar de los sillones rojos me despido de cuantos paisanos he compartido estos tres días inolvidables de residencia. Me despido de nuevo de la madre de Saray y de la estanquera y como colofón final pues visitamos la pieza de Lara Almarcegui en el pueblo de Eugeni, Benlloch. Una obra que abre de nuevo el debate entre artista de renombre, integración, pedagógicas del arte actual en entornos reducidos y expectativas de futuro.

Sacar una conclusión clara de une experiencia tan variada e intensa no es fácil, prefiero dejar abierto este diario para seguir escribiendo en mis próximas y esperadas visitas a Vilanova, pueblo al que agradezco me haya dado la posibilidad de revivir la intensidad de tres días de septiembre del 2016 al son de las máquinas que por esta época pelan las almendras.